La Alexiadependencia

Suele pasar que cuando tienes a la mejor jugadora del mundo en tu selección el juego gira a su alrededor. Hay que aprovecharla. Y en España pasa con Alexia Putellas. Manda, dirige, hace jugar y también se encarga de marcar goles goles...

Alexia canadá
Alexia celebra el gol ante Canadá.
Aimara G. Gil (@AimaraGGil) | 24/02/2022 - 10:21h.

España cuenta en sus filas con la mejor jugadora del mundo. Balón de Oro, The Best y unos números que asustan. La líder de una generación llamada a hacer historia. Ya la ha hecho con el Barcelona ganando la primera Champions League del fútbol español. Y ahora quiere hacer algo grande con España. Su ambición y hambre parece no tener límites y la Selección tiene que aprovechar su talento. Eso está claro. Sin embargo, tener a la mejor jugadora del mundo en tus filas crea una dependencia que, cuando no está o no tiene su mejor día España lo nota. Porque la Selección sufre una Alexiadependendia.

Es lógico. Si cuentas con Alexia tendrás que exprimir su talento. Sin embargo, la de Vallés del Mollet acapara prácticamente todo en la Selección. Es una líder innata sobre el campo, ordena, manda y hace de 'entrenadora' en el verde. Con libertad absoluta se mueve a sus anchas siempre buscando la mejor opción, dirige la orquesta, de un lado a otro. Y a todo esto se suma que también es la que marca. En una España que ha demostrado tener falta de gol en este torneo, Alexia ha sacado las castañas del fuego. Suyos han sido los dos únicos tantos del equipo en la Arnold Clark Cup. El primero, ante Alemania, tras aprovechar un error de la zaga germana y definir con una calidad infinita. El segundo, frente a Canadá, inició la jugada abriendo a Athenea a quien dobló Leila para que su centro lo rematase a gol la propia Alexia.

Pero no sólo marca, también defiende. No se le caen los anillos a la hora de presión arriba o bajar a ayudar en la medular. Y sus números lo dicen todo. España sólo ha encajado un gol en los tres partidos disputados, sin Alexia en el campo. En el único rato que no estuvo. Vilda decidió sacarla en el minuto 78 del partido contra Alemania y entonces llegó el empate germano. Frente a Inglaterra y Canadá jugó los 90 minutos para sumar 258 minutos en el torneo. Es intocable e insustituible. Es el eje de la Selección. Por donde pasa todo el juego de La Roja. Normal, es la mejor del mundo. Por eso España sufre Alexiadependencia. Habrá que cruzar los dedos para que llegue a la Eurocopa al cien por cien. Y no se pille ni un resfriado...

publicidad
publicidad